Serpientes venenosas de Argentina

Las serpientes son importantes en el ecosistema donde se encuentra inserto el ser humano, ya que ejercen un eficiente control sobre las poblaciones de roedores, capaces de transmitir graves enfermedades además de las pérdidas que ejercen sobre la agricultura.
Sin embargo las especies venenosas constituyen un peligro para el ser humano, el ganado y animales domésticos. Dentro de las especies de serpientes más conocidas en la Argentina se encuentran la cascabel, la coral y las yararás chica, grande y ñata.
Cuando una persona se encuentra con un ofidio haya o no mordido a alguien o animal debe tratar de conocer si es venenoso o no.

 Existen algunas particularidades que son generales:
- Cabeza y cuello: las variedades venenosas tienen una cabeza triangular a diferencia de las no venenosas que es ovalada. Sin embargo, las boas, también la tienen triangular y son no venenosas.


- Pupilas: Las venenosas y las boas tienen pupilas eliptico - verticales a diferencia de las culebras que las tienen redondas.
De hecho ver un ofidio con pupilas redondas y cabeza ovalada dá la certeza de estar ante una culebra y por ende no venenosa.

- Escamas del cuerpo: las venenosas tienen escamas carenadas, en tanto las culebras y boas que son no venosas las tienen lisas.

- Fosetas Loreales: éste es el único rasgo distintivo de las serpientes venenosas, ya que sólo ellas lo poseen. La foseta es un órgano termorreceptor ubicado entre el ojo y la fosa nasal de cada lado.


 Cuadro ilustrativo:













Yarará (Bothrops)
Existen aproximadamente 34 especies todas venenosas diferenciadas por el color o dibujo de la piel. En el caso particular del Paraguay existen aproximadamente 8 especies. Son las mas activas y el 90% de los accidentes ofidicos son causados por estas.
Tienen una mortalidad del 7% en casos no tratados, y el 0.6 % en casos tratados. Su veneno ataca el plasma sanguíneo, provocando hemorragias graves y edemas.

Mecanismo de acción del veneno de la yarará
Posee dos acciones una proteolítica y otra coagulante. La primera es del tipo mielítico, causando necrosis en el tejido muscular, el segundo causando edemas.


 Cuando este veneno entra en el torrente sanguíneo ataca directamente el plasma, ejerciendo una función a simple vista hemorrágica esto ocurre debido a la liberación de sustancias nombradas anteriormente que ejercen una alteración sobre el Fibrinogeno, congelándolo, haciendo que la sangre se torne in coagulable, esta a su vez se transforma en fibrina atacando los pulmones y el riñón.

Coral (Micrurus)
Aproximadamente hay 45 especies de Corales falsas o no venenosas, y en nuestra región, identificamos 2 especies de Corales verdaderas o venenosas.

 

 Son causantes del 1% de los accidentes ofidicos, pero su mordedura es mortal en un 100% si no se trata, y 36 % en casos tratados. Su veneno es neurotóxico y atacan los pulmones y riñones.

Cascabel (Chrotalus)
Existe solamente una especie en nuestro país (Chrotalus Durisus Terrificus) son causantes del 9% de los accidentes y su veneno es neurotoxico. Se las puede localizar en lugares montañosos y también en lugares secos, generalmente atacan al hombre en pastizales y campos de cultivos. El mecanismo de acción del veneno de esta serpiente es semejante al de los escorpiones, pero son mucho mas graves por la cantidad de veneno que inyectan.


La mordedura tiene una mortalidad del 36% en casos no tratados, y el 16% en casos tratados. Hasta hoy fueron descubiertos a través de maquinas centrífugas 5 fracciones del veneno crotálico ellas son: Crotoxina,Crotamina, Convulsina, Giroxina, y la quinta fracción que aun esta en estudio.


PREVENCIÓN:

A nivel preventivo se aconseja no introducir la mano en huecos de cualquier índole incluso los ubicados en troncos de árboles ya que allí se pueden encontrar las serpientes. En travesías por terrenos con vegetación conviene usar botas altas que eviten los ataques. Los alrededores de las casas deben estar desmalezados y limpios.

 Evitar acumulación de residuos, leña, ladrillos, escombros, juguetes.

La mayoría de las mordeduras se ubican entre codos y manos y entre rodillas y pies, por lo que deben ser las partes del cuerpo a proteger fundamentalmente. Claro que si una persona se encuentra acostada, podrá sufrir mordedura en la cara o cuello o cualquier parte del cuerpo.

La única medida realmente eficaz contra una mordedura de serpiente venenosa es el suero antiofídico, el cual no debe estar vencido por tratarse de un compuesto proteico, no debe estar translúcido lo cual puede estar denunciando una desnaturalización de sus proteinas, no debe tener sedimentos y debe mantenerse en lugar fresco.

En el campo una buena medida cuando se lo lleva para eventual ocasión de mordedura de serpiente venenosa se lo debe tener en conservadora y si no se dispone de la misma o ya no tiene más hielo, se debe enterrar la caja que lo porta bajo tierra, a la sombra ya que allí se mantendrá fresco.
La temperatura ideal está entre los cero y quince grados. El suero debe colocarse en forma endovenosa, por lo que alguno de los acompañantes debe estar práctico con dicha técnica además de tener la ligadura y jeringa con aguja necesarias. Sin embargo, es importante la presencia de un médico. En caso de no disponer del mismo, se debe actuar de modo urgente y luego buscar uno.

QUE NO SE DEBE HACER SI SE ES MORDIDO POR UNA SERPIENTE VENENOSA:

- Pensar que se va a morir.

- Tomar bebidas alcoholicas.

- Mover o agitar al paciente.

- Hacer heridas en cruz sobre las incisiones de los colmillos.

- Usar ropas ajustadas.

- Usar solo antibióticos o pomadas.

- Aplicar hielo y quitarlo consecutivamente.

- Dejar escapar al ofidio que mordió o destruirlo de tal forma que no pueda ser identificado.

- Comer demasiado.

- Aplicar sueros por vía intravenosa a menos que lo haga un médico.

- Aplicar suero antiofidico sin probar si la víctima es alérgica a los sueros antiofidicos.

- Usar el suero equivocado o en poca cantidad
.
- Reducir la dosis de suero en los niños.

- Quemar en el lugar de la mordedura

- Cortar y succionar en el lugar de la mordedura

- Romper las ampollas que se producen por acción del veneno

- Inyectar medicamentos en el lugar de la mordedura


QUE SI SE DEBE HACER SI SE ES MORDIDO POR UNA SERPIENTE VENENOSA

Antes de iniciar los primeros auxilios, es necesario identificar el tipo de serpiente que causó la mordedura, ya que esto ayuda en el tratamiento que se prestará en el centro asistencial.

Ante una víctima que fue mordida por una serpiente venenosa, siga estas medidas:
-Coloque la víctima en reposo y tranquilícela. Suspéndale toda actividad, ya que la excitación acelera la circulación, lo que aumenta la absorción del veneno.

-Quite los anillos y todos los objetos que le puedan apretar la parte afectada.

-Si es posible lave el área afectada con abundante agua y jabón, sin friccionar.

-No coloque hielo, ni haga cortes en cruz sobre las marcas de la mordedura.

-Si usted sabe que la víctima no recibirá atención médica especializada antes de que transcurran 30 minutos, considere el succionarle la herida con el equipo de succión para animales ponzoñosos.Si esto no es posible, realice punciones en el área de la mordedura con una aguja hipodérmica estéril. La profundidad varía de acuerdo con el tipo de serpiente causante de la lesión. Succione el líquido que extraiga. Repita esta maniobra durante los primeros 30 minutos después de la mordedura. En su defecto, aplique la succión bucal sobre las marcas colocando un plástico y succione a través de él durante 30 minutos.

-Cubra el área lesionada con gasas o apósitos.

-Aplique un vendaje compresivo ancho y apretado, pero no en exceso, de la mano al hombro o del pie a la ingle; la venda debe quedar lo bastante tensa como para ocluir las venas superficiales y los vasos linfáticos, pero nunca obstruirá l a circulación arterial; esta medida evita la circulación del veneno y ofrece un tiempo de seguridad, hasta conseguir atención médica. No lo suelte. Sea como fuere, nunca debe soltarse el vendaje hasta tanto no se haya administrado el suero antiofídico y debe ser aflojado gradualmente en el centro asistencial. Si no dispone de una venda, es útil inmovilizar el brazo o pierna afectada con una férula o entablillado.

-En accidentes ofídicos por corales o cascabel, se presenta parálisis de lengua y mandíbula, realice hiperextensión del cuello, para abrir las vías respiratorias .



-Esté alerta para prevenir el shock.

-Transporte la víctima a un centro asistencial, para administración del suero antiofídico y el manejo de las complicaciones.

-El único tratamiento efectivo contra la mordedura de una serpiente venenosa es el suero antiofidico, el cual puede ser:
POLIVALENTE: Se utiliza cuando se desconoce la especie que provocó el accidente.

ESPECIFICOS: Son esclusivamente para la mordedura de un solo tipo de serpientes y pueden ser:
.- ANTIBOTHOPICO: Contra la mordedura de Yarará.
.- ANTICROTALICO: Contra mordedura de Cascabel.
.- ANTILACHESICO: Contra mordeduras de Cuaima.
.- ANTIMICRURICO: Contra mordedura de Corales.




1 comentario: